Está en
Inicio > Narrativas > Entre sombras y esperanzas: el mundo invisible de los sin hogar

Entre sombras y esperanzas: el mundo invisible de los sin hogar

Por: Valeria Sepúlveda Jaramillo

En Colombia se evidencia una dura realidad, la de los habitantes de calle, es una problemática que para los ciudadanos tal vez es invisible, pero no deja de estar presente; en este reportaje se conocerán las luchas diarias que esta población debe afrontar.

De acuerdo al último censo realizado por el DANE en el 2019, son cerca de 22.790 personas las que hacen parte de esta población flotante en el territorio colombiano. En Caldas, el 0.14% de su población son habitantes de calle, alrededor de 635 personas, lo que representa un porcentaje significativo para el departamento.

Imagen generada con inteligencia artificial

En el 2022, el concejal de Manizales Hernando Marín García, realizó una inmersión y se disfrazó de habitante de calle para conocer la situación de estas personas, este experimento social lo llevó a darse cuenta que aunque había recursos, no eran suficientes y no estaban en condiciones para prestar un buen servicio.

Marín García nos cuenta que le gusta trabajar por poblaciones vulnerables, “allí detrás de cada habitante en condición de calle, hay una historia, hay un ser humano, que terminó en la calle por cualquier condición y que muchas veces nosotros miramos con desdén, con desprecio… Podemos hacer mucho por ellos y debemos hacer mucho por ellos”.

El experimento social realizado por Marín García, promovió la construcción de un centro llamado Hogar de paso Villa Diana, con mejores condiciones para la atención de esta población; este centro cuenta con un equipo conformado por la UPV (Unidad de Protección a la Vida), psicólogos y profesionales de la salud, quienes se encargan de apoyar a estas personas en el proceso de restablecimiento de sus derechos y reinserción en la sociedad.

Roberto Romero, abogado, dice “la restitución de sus derechos es asesorarlos sobre la forma en que pueden volver a la vida civil… Tendrá que ser con la voluntad de ellos pero también ofreciendo algún tipo de alternativa de empleo o de superación de esas dificultades”.

De acuerdo a la tesis “La cara oculta del ciudadano de calle: recomendaciones para la restitución del derecho al trabajo juvenil en Bogotá”, se resalta que “se debe tener precisión en las asistencias y el nivel de importancia que toman cuando deciden encaminarse en procesos, y que no solo sea visto como un hogar de paso para escampar por lapsos cortos”, haciendo referencia a la atención que reciben los habitantes de calle con el objetivo de cambiar el estilo de vida que llevan.

El 30 de julio de 2022, el Gobierno Nacional presentó la Política Pública Social para habitantes de calle, el objetivo es prevenir que las personas lleguen a situación de calle y crear rutas de atención para aquellos que ya están inmersos en esta problemática; la política se encarga de atender a diferentes poblaciones especialmente los niños, niñas y adolescentes que puedan llegar a esta condición, restituir los derechos de los ciudadanos sin hogar y generar rutas de atención para esta población.

En Colombia, se ha normalizado ver personas en condición de calle bajo efectos de sustancias psicoactivas, muchas de ellas se oponen a internarse en un centro de rehabilitación o a recibir algún tipo de ayuda debido a la mendicidad, otra problemática que es promovida por los ciudadanos y que impide la disminución de esta población.

Joaquín es un habitante de calle, se encuentra en esta condición desde sus 13 años de edad debido a las sustancias psicoactivas, actualmente tiene 29 años, ha tratado de rehabilitarse en varias ocasiones, no tiene el apoyo de su familia por lo que siempre vuelve a las calles.

Una de las soluciones a esta problemática es hacer que, lugares como el Hogar de paso Villa Diana tengan mayor visibilidad para los ciudadanos; Santiago Palacio, manizaleño, expresa que no tiene conocimiento de ningún lugar de la ciudad que se dedique a brindar ayuda o algún cuidado a esta población, también menciona que “una buena opción para dar un avance, es conseguir que los mismos habitantes de calle quieran buscar una salida, con programas de apoyo y una oportunidad laboral para que estas personas puedan tener un sustento, así mismo evitando que puedan recaer”.

Las condiciones que atraviesan a las personas en condición de calle pueden ser muy diferentes. Estos seres humanos pueden verse afectados por falta de techo, acceso a la salud, educación, empleo, entre otras situaciones, que complejizan sus procesos de reinserción a la sociedad civil.

Conocer las historias de estos seres es importante porque nos permite visibilizar sus luchas y desafíos. Es un ejercicio que puede movilizar la empatía y generar conversaciones urgentes sobre la dignidad y el respeto por la vida, lo que también puede ser fundamental para buscar soluciones efectivas a esta problemática.

azulnaranja
Cibermedio Programa de Comunicación Social - Universidad Católica Luis Amigó
https://azulnaranja.ucatolicaluisamigo.edu.co/
Top